Parque Nacional de Grand Teton

· Visitando Wyoming ·

?>

Viajamos desde NY hasta el estado de Idaho y de ahí viajamos en coche hasta el Parque Nacional de Grand Teton, donde pasamos 2 días visitando el parque y haciendo senderismo entre montañas y lagos.

A las buenas tardes!

Hoy volvemos a la carga con la penúltima entrada del viaje por tierras estadounidenses. En esta ocasión dejamos los ambientes urbanos y nos adentramos en la salvaje Wyoming para visitar el Parque Nacional de Grand Teton.

En esta entrada seguiré la estructura habitual de las entradas del blog, como en el resto de viajes que he ido realizando. Así que, sin mas dilación, empezamos.

  • Nos ponemos en contexto:

Con su cordillera de montañas afiladas, fríos lagos alpinos y bosques para parar un tren, el Parque Nacional de Grand Teton es uno de los mejores paisajes de América. Está situado justo al sur del famoso Parque Nacional de Yellowstone en el estado de Wyoming y es frecuentemente pasado de largo por los viajeros que se dirigen al parque principal, por lo que el ambiente que se respira aquí es de pura tranquilidad.

La montaña más alta del parque (Grand Teton) es una aguja granítica de 4.200 metros de altura situada en la cordillera con las 3 montañas más altas del parque (Grand Teton, Middle Teton y South Teton), conocida coloquialmente como «The Tetons«, que dan nombre al parque nacional.

  • Organización del viaje: Consejos prácticos

Organizar un viaje de estas características, y en concreto a esta zona parece, a simple vista, algo complejo, pero con una buena guía y sabiendo qué hacer se puede hacer con relativa facilidad. En primer lugar, lo más importante es reservar el alojamiento. Todos los alojamientos de los parques nacionales (Yellowstone y Grand Teton) están gestionados por la Grand Teton/Yellowstone Lodge Company, que se encarga de gestionarlos, por lo que las reservas han de hacerse a través de la página web de la compañía.

He de señalar que hay mucho physing (fraudes y estafas) con estos alojamientos así que aseguraos de visitar la página correcta (dejo aquí el link) y desconfiad de otras, ya que son estafas. También comentar que los alojamientos en los lodges son caros, siendo éstos prácticamente hoteles de lujo (algunos lo son). Si queréis reducir costes siempre podéis alquilar pequeñas cabañas, tiendas de campaña o instalaciones similares ofertadas con la compañía (siempre que no os importe llevar saco de dormir, como hicimos nosotros), de pagar 400$ por noche a 75$ por reducir un poco la comodidad hay una buena diferencia. CHOICES.

Aparte de los lodges (hoteles, campings y lugares de acampada) hay algunos otros alojamientos privados que gestionan plataformas como Airbnb, así que es otra opción para quedarse en el parque.

Comentar que los alojamientos en esta zona del país vuelan, así que os aconsejo realizar las reservas con 6 meses (por lo menos) de antelación para aseguraros de que conseguís sitio y planificad el viaje una vez consigáis el alojamiento.

Otro consejo que os doy es que os descarguéis la App del parque nacional en su versión offline, ya que incluye los mapas que no necesitan datos para utilizarse y, si os perdéis, os pueden sacar de un aprieto. Esta App está disponible de manera gratuita en el PlayStore o AppStore.

  • Cómo llegar:

La manera más fácil de llegar a este parque nacional es por avión y luego alquilar un coche para desplazarse por el mismo. Los parques nacionales cuentan con los aeropuertos de Yellowstone (norte de Grand Teton) y de Cody (al este). Sin embargo los vuelos a estos dos sitios son caros y poco frecuentes. Además, los coches están bastante más caros en esta zona, por lo que, si quieres ahorrar, Idaho Falls es una muy buena opción.

Idaho Falls está situado en el estado de Idaho y cuenta con un pequeño aeropuerto con vuelos regulares a Denver y otros lugares, así como alquiler de vehículos a muy buen precio a través de varias plataformas online como Rentalcars. Recomiendo alquilar el coche antes de hacer el viaje para ahorrar más dinero. Para hacerse una idea, una semana de coche nos costó 200$ aproximadamente, y este, para estándares americanos, era un coche pequeño.

Comentar que la práctica totalidad de los coches en EEUU son automáticos, es decir, no tienen marchas. Así que informaos antes de hacer el viaje para asustarse al verlo.

La entrada sur de Grand Teton está situada a unas 3 horas desde el aeropuerto de Idaho Falls, la carretera está bien asfaltada y no hay mucho tráfico, por lo que el viaje es tranquilo y seguro. Además permite poder ver las bastas llanuras y campos de cultivo de patata de Idaho, o «El Teruel de Estados Unidos«, como se refería a este estado mi compi de viaje.

  • La entrada al parque: Cómo desplazarse y normas básicas de supervivencia

Recomiendo hacer la entrada al parque nacional de Grand Teton por el lado sur del mismo, una vez se cruza el pueblo de Jackson Hole. Las mejores vistas de las montañas están aquí y el paseo, aunque lo hicimos prácticamente por la noche, merece mucho la pena.

Los desplazamientos por los puntos de interés de los parques nacionales se hacen eminentemente en coche, no hay transporte público ni maneras alternativas de moverse salvo los tours guiados que organizan diferentes compañías, por lo que este viaje es de conducir bastante.

Dicho esto, aporto unos consejos básicos para evitar problemas en las carreteras estadounidenses:

  • Respetar el límite de velocidad. En USA el exceso de velocidad se paga con la cárcel
  • Ligado con el consejo anterior, OJO CON LOS ANIMALES. Entre Grand Teton y Yellowstone habitan más de 52.000 bisontes y otros animales y se la pelan las carreteras, las cruzan asiduamente y sin previo aviso, en algunos casos de manera furtiva.
  • Evitar, en la medida de lo posible, conducir por la noche. Los animales son nocturnos.
  • No tocar el claxon si veis animales en la carretera, los asusta y pueden embestir el coche. A efectos legales en EEUU, si esto ocurre, el culpable eres tú.

Al llegar al Junction del parque nacional (el peaje) se paga la entrada al mismo, que te permite circular por las carreteras durante una semana. Antes había un pase combinado para el parque de Grand Teton y el de Yellowstone, pero ahora, por desgracia, lo han quitado, así que se pagan 33$ por entrar a cada parque.

Una vez en el parque, hay que tener en cuenta lo que los americanos llaman Rubbernecking (cuello de goma) que es en mirar desde el coche a todos los bellos paisajes que nos vamos a encontrar. Esto es, per-se, un peligro, y hay que evitarlo.

El parque está lleno de apartaderos como se puede ver en la fotografía anterior. Si quieres parar a disfrutar del paisaje, para, si quieres parar en el arcén de la carretera, puedes hacerlo. Pero sobre todo no pongas en peligro tu vida distrayéndote al volante.

Una vez aportados los consejos prácticos, paso a detallar el recorrido que hicimos por el parque nacional:

  • Nuestro recorrido:

Llegamos al rancho Headwaters (al norte de Jackson Lake) por la noche, después de cruzar la práctica totalidad de Grand Teton, después de hacer el check-in y cenar nos acostamos pronto para madrugar al día siguiente y poder empezar la visita al parque con las pilas cargadas. Las primeras dos noches las pasamos en unas pequeñas cabañas de acampada, en las que hay que dormir con saco de dormir. Dado el frío que hacía fuera, ni tan mal.

Decidimos desayunar en Colter Bay, donde se ubica uno de los centros de visitantes del parque. Antes de llegar paramos en unos cuantos apartaderos para poder ver el Jackson Lake de cerca.

Una vez en Colter Bay preguntamos sobre las rutas para hacer en el centro de visitantes y nos aprovisionamos de comida para la jornada de senderismo y desayunamos en el restaurante junto a este centro (John Colter’s Ranch House). Aquí probamos el desayuno típico americano (calorías por un tubo para aguantar el paseo por el monte) y muchos Lucky Charms. Recomiendo este restaurante para empezar la jornada, ya que con lo que te metes entre pecho y espalda no vas a comer hasta la cena (16$ por persona).

Tras el desayuno y aprovisionarnos de WiFi nos dirigimos hasta Jenny Lake, más al sur de donde hemos empezado el recorrido. De camino paramos en el Jackson Lake Den, la presa del lago y aprovechamos a sacar un par de fotos, los paisajes son impresionantes desde aquí. Esta presa fue construida en 1906 y sucesivamente reconstruida a lo largo de los años y se usa como captación de agua para los asentamientos cercanos.

Desde la presa continuamos el camino hacia el sur, parando en los apartaderos del camino, uno de los que más recomiendo es el Mt. Moran Turnout, que te muestra la montaña en todo su esplendor. Esta montaña recibe su nombre por el famoso pintor de paisajes Thomas Moran y es el pico dominante de la parte norte de la cordillera de las Tetons. Tras parar aquí llegamos a Jenny Lake.

Este lago es una de las ubicaciones más visitadas del parque. Recibe su nombre por una mujer india de la tribu Shoshone llamada Jenny, que se casó con un trampero inglés llamado Richar Leigh. Durante el año 1872 cartografiaron la zona juntos mientras exploraban el valle, debido a esto, éste lago lleva el nombre de Jenny y el lago situado al norte lleva el nombre de Leigh Lake.

Las montañas al otro lado del lago, antiguos valles glaciales, es por donde realizamos la ruta de senderismo de 20 kilómetros que explicaré a continuación, llamada Cascade Creek. Si os fijáis en la foto, trazando una vertical desde el barco hacia arriba y luego 4cm a la derecha podréis ver el valle glacial por el que discurre la ruta.

Para poder acceder a esta ruta de más de 20 kilómetros es necesario coger el Jenny Boat, un barco que cruza el lago y te deja en la orilla contraria (9$ ida, 15$ ida y vuelta). Tras aparcar el coche nos dirigimos al embarcadero y cogemos el billete únicamente de ida, ya que al hacer la ruta no da tiempo a coger el último barco de vuelta y hay que bordear el lago para llegar al punto de inicio.

Recomiendo medir muy bien el tiempo, es importante saber cuándo volver sobre tus pasos, ya que que se os haga de noche en un parque con osos negros y grizzly rondando en cualquier esquina no es muy recomendable. Por esta razón únicamente realizamos el primer ramal del Cascade Creek, llegando hasta el South Fork Cascade Canyon.

Esta ruta te permite ver la esencia del parque nacional, con sus imponentes montañas y la fauna local, como son los ciervos y los mooses, que pasean alegremente por el río que surca el cañón. También es posible, desde esta ruta, ver la montaña Grand Teton, que la dejamos a mano izquierda en todo momento.

Una vez llegamos al South Fork volvemos sobre nuestros pasos y bordeamos el Jenny Lake hasta llegar al embarcadero y, posteriormente al coche. En el South Fork nos encontramos con mucha gente que se dirigía al Lake Solitude, si decidís hacer esta ruta, es necesario llevar útiles de acampada, ya que la ruta al completo no se puede completar en una jornada y es necesario hacer noche al raso. Esa experiencia la dejo para un futuro viaje, eso sí, por las fotos que he visto merece mucho la pena.

A la vuelta de Cascade Creek vemos los puntos de interés cercanos, como pueden ser las Hidden Falls, unas cataratas en las que acaba el río que ha formado el propio cañón por el que paseamos.

De camino al hotel para cenar y hacer noche paramos en el Signal Mountain Launch, uno de los muchos embarcaderos que hay bordeando el Jackson Lake, para ver el atardecer desde ahí con las Tetons de fondo.

Al día siguiente volvemos a recorrer de norte a sur el parque nacional hasta llegar a Mormon Row. Esta peculiar zona del parque cuenta la historia de la comunidad de personas que antes residían en el parque. La ley «Homestead Act» de 1862 prometió 160 acres de tierra a cualquier persona que se comprometiera a construir una casa y cultivar las tierras adyacentes por 5 años. Este hecho hizo que muchas personas se establecieran aquí. Los primeros asentamientos de comenzaron pocos años después, con los mormones, que llegaron y construyeron aquí sus granjas, formando una gran comunidad. Muchos de ellos vendieron las casas y las tierras en 1900, tierras que más tarde se incorporaron al parque nacional.

Lo que hoy queda de esos asentamientos son varias pequeñas casas y graneros, con las Tetons de fondo y unas vistas sobrecogedoras.

Tras visitar Mormon Row nos desplazamos a la última ruta de senderismo que realizamos en este parque nacional, el Taggart Lake Trail. Esta ruta, más breve que la del día anterior, nos lleva esta vez por una llanura que acaba en el Taggart Lake. Mucha gente hace esta ruta a caballo. Si se desea, se puede continuar hacia el norte para ver otro lago (Bradley Lake).

Nosotros no hicimos esta parte, ya que había que ahorrar fuerzas para Yellowstone, al que fuimos después de desandar el camino y volver al coche. No nos fuimos sin antes poner los pies a remojo, como podéis ver, el agua era cristalina en extremo.

Y hasta aquí la visita al parque nacional de Grand Teton, espero que la información os ayude a planificar vuestros viajes y a coger ideas sobre lo que ver en este lugar de ensueño.

En la siguiente entrada exploraremos el segundo parque nacional de la visita, el de Yellowstone.

Saludetes y hasta el próximo post!

LEAVE A COMMENT

RELATED POSTS