Norte de Nueva York: Barrio de Harlem y Universidad de Columbia

· Seguimos visitando Nueva York ·

?>

Visitamos el barrio de Harlem y algunos otros puntos de interés en el norte del borough de Manhattan,

A las buenas tardes!

En la entrada de hoy continuamos con nuestras peripecias por la ciudad de Nueva York. Esta vez recorremos la zona norte de la ciudad, concrétamente el barrio de Harlem y sus zonas cercanas, como pueden ser la Universidad de Columbia, la catedral de St. John the Divine o el Apollo Theater.

Antes de comenzar, repasamos un poquito de historia.

Barrio de Harlem

Harlem: Fe y cultura

A pesar de tener sobre el un velo de inseguridad, el barrio de Harlem debido a los problemas de la década de los 80 y 90 con el crack, esta zona ha cambiado para bien con el paso del tiempo. El barrio fue creado en 1626, cuando los holandeses bautizaron a esta zona como «Nieuw Haarlem» (Nuevo Harlem). A finales del siglo XIX estaba considerado como el barrio de moda de la ciudad, hasta que en los años 30 se fue abandonando y muchos afroamericanos lo hicieron su nuevo hogar, al emigrar a la ciudad en busca de trabajo.

A día de hoy Harlem es un distrito multicultural, de todas las edades y creencias, con mucho comercio y actividades para realizar, especialmente las religiosas.

  • La misa gospel:

Si algo nos viene a la mente sobre la cultura negra es, sin duda alguna, el gospel (Gospel service).  La música gospel, en su definición más restrictiva, es la música religiosa americana que surgió de las iglesias protestantes y evangélicas afroamericanas. Es un género musical caracterizado por el uso de coros y con uso dominante de la armonía.

Misa Gospel en Bethel Gospel Assembly

El gospel se manifiesta especialmente en la iglesia evangélica, un movimiento dentro del cristianismo protestante, que arguye que la esencia del Evangelio consiste en la doctrina de la salvación por gracia a través de la fe en la expiación de Jesús.

Una vez explicado el contexto de una de las atracciones más conocidas de Harlem, vamos con el meollo del asunto. Este barrio es ideal para visitarlo en domingo, coincidiendo con la celebración de las misas. Existen infinidad de iglesias en el barrio, unas más escondidas que otras, grandes, pequeñas, incluso iglesias que no parecen iglesias. El principal problema que nos encontramos es que se ha «turistizado» mucho el tema de las misas, todo el mundo quiere ver a un coro cantando, por lo que hay muchas iglesias que han tomado cartas en el asunto y no permite el paso a turistas.

Para evitar disgustos, hay que seguir el sentido común. El primer punto, y el más importante, es que es una misa, y hay que vestir para la ocasión (de largo, como cualquier iglesia en España), no se puede ir en bermudas y chanclas. Por otro lado, si decides quedarte a la misa, quédate hasta el final, ya que está muy mal visto irse en medio del servicio (dura del orden de 2h 30 minutos hasta 3 horas, así que planificad bien los tiempos. De la misma manera siempre es recomendable hacer una donación y no salir corriendo una vez se pasa el cepillo de la colecta (como nos pasó a nosotros mientras estábamos viendo la misa).

Hagáis lo que hagáis, la experiencia de escuchar a un coro en directo es algo que no se ve todos los días, así como la experiencia de ver cómo viven su fe otras personas.

  • El barrio de Harlem:

Siguiendo con la visita, recorremos las calles del barrio, a diferencia de los rascacielos que hemos visto durante las entradas anteriores, aquí predomina la arquitectura de bloques de casas de generalmente tres alturas, típicos de cualquier película americana. En el barrio encontramos también numerosos comercios, especialmente de ropa deportiva.

Calles de Harlem

Tras callejear por los parques cercanos nos acercamos hasta la catedral de St. John, situada entre Morningside Park y la Universidad de Columbia, que visitamos más adelante.

Catedral de St. John the Divine:

La catedral de Nueva York se ubica cerca en la calle 110 con Amsterdam Avenue. Este edificio de estilo gótico inició su historia en 1892, cuando en el día de san Juan fue colocada su primera piedra. A día de hoy tiene dos veces el tamaño de la abadía de Westmister de Londres pero, aunque no lo parezca, está todavía pendiente de finalizar su construcción.

Fachada frontal de la catedral

La nave principal está iluminada por un rosetón (la construcción de vidrio tintado más grande de América) y adornada con varios tapices del siglo 17. En el momento de nuestra visita, en la iglesia estaban expuestas las colchas del proyecto NAMES, en memoria de las víctimas de enfermedades de transmisión sexual.

El proyecto nació en 1985 en San Francisco, de mano de varios activistas LGTB. En 1987 la colcha ya incluía 1920 paneles y aumentó hasta 8288 cuando se expuso frente al elipse de la casa blanca. Hoy día se exponen varios de los fragmentos que la componían.

La comunidad de la catedral es activa en cuanto a educar sobre las ETS y su legado y su pérdida. Es su deseo continuar con la lucha contra las enfermedades, en especial el VIH para recordad y honrar la memoria de aquellos miembros de la comunidad que perdieron su vida a manos de las mismas.

Al margen del interior de la construcción, la parte exterior y los jardines de la catedral también merecen una visita. Esta parte se compone de varios edificios menores, cuya fachada es especialmente interesante. El paseo por el perímetro permite ver desde otro punto de vista la catedral.

Parte trasera de la catedral

Tras visitar esta magnífica construcción, queda aún otro punto de interés.

Universidad de Columbia:

Tal vez no sea uno de los puntos más interesantes de la visita, pero merece la pena pararse un momento en la Universidad de Columbia. Llegamos aquí por accidente, al equivocarnos de metro para ir a Harlem y, la verdad, el tamaño y la estructura del campus nos impresionó para bien. Así que le voy a dedicar un espacio en el post.

La universidad de Columbia se fundó en el año 1754 como el King’s College de Inglaterra. Es la más antigua institución de enseñanza superior en Nueva York y la quinta más antigua en Estados Unidos.

La universidad ha sufrido muchos cambios a lo largo de la historia, especialmente durante la guerra civil americana. En 1897 el campus se ubicó donde se encuentra hoy día.

La pieza central del campus es la Low Memorial Library, construida en estilo romano clásico. Alberga la administración central de la universidad y el centro de visitantes.

El resto del campus lo componen las diversas facultades y edificios administrativos. El que más llama la atención es la capilla de St Paul (que por desgracia se encontraba en obras y cubierta por un andamio). Todos los edificios están conectadas por la University Walkway, la calzada por la que nos encontramos a miles de estudiantes andando de edificio en edificio.

Cerca de la zona universitaria podemos encontrar también la tienda de la Universidad y diversos comercios. Hay uno que me llamó especialmente la atención: Hex&Co, una cafetería de juegos de mesa.

Y con esto acabamos nuestra visita a la zona norte de Manhattan. En la próxima entrada visitaremos la zona del East y West Village, además de Little Italy y Chinatown, por lo que estad atent@s a las actualizaciones.

Saludetes y hasta la siguiente entrada!

LEAVE A COMMENT

RELATED POSTS