Tokio, 4ª Parte: Museo Ghibli, Hikarigaoka y Shinjuku Este

· Cuarto día en Tokyo ·

?>

Continuamos la visita por la ciudad de Tokyo, esta vez nos desplazamos al vecino pueblo de Mitaka para visitar el Museo Ghibli, nos desplazamos al barrio de Hikarigaoka y visitamos el corazón de Tokyo en Shinjuku Oeste.

A los buenos días!

En la entrada de hoy continuamos nuestro «paseo» por la capital japonesa, Tokio. En el itinerario de hoy visitamos el Museo Ghibli en la ciudad de Mitaka (área metropolitana de Tokio), el barrio de Hikarigaoka y la zona este de Shinjuku (completando así el itinerario por esta ciudad dentro de otra ciudad).

Empezamos!

  • Mitaka, hogar del Museo Ghibli:

Mitaka es una ciudad del área metropolitana de Tokio, su mayor atractivo turístico radica en el museo Ghibli, que se ubica ahí. Para llegar a Mitaka cogemos la línea Chuo JR desde Suidobashi en dirección Mitaka y nos bajamos en la única estación que hay.

Antes de empezar a explicar lo que es el museo y todos los detalles, deciros que es vital reservar las entradas con más de tres meses de antelación para poder entrar, ya que este museo, aparte de turistas extranjeros, recibe a miles y miles de japoneses (y visitas escolares), por lo que si vais sin entrada es 100% seguro que no podréis entrar.

La reserva de estas entradas se hace a través de las agencias que designa la página web del museo, cuyo link os he dejado arriba.

Una vez en la estación de Mitaka, es sencillo llegar hasta la parada del bus que te lleva al museo siguiendo la señalización. También se puede ir andando (30 minutos) aunque, debido a que no disponíamos de mapa de esta zona, no nos la íbamos a jugar a perdernos.

El autobús te deja en la entrada del museo, en la cual está la recepción, con un alegre Totoro dentro (y los duendes de polvo debajo, en las ventanas). El personal del museo te hace entrega de la entrada real del museo una vez les enseñas el papel que te manda la agencia.

397

No hay un itinerario marcado dentro del museo, por lo que lo mejor es explorar el sitio a tus anchas. El diseño del interior es espectacular, sin embargo se echa en falta que las explicaciones estuvieran, además de en japonés, en inglés para poder entenderlas. La única exposición que tiene los datos en inglés es la temporal (que cuando visitamos el museo, se trataba de la comida que aparece en las películas y como se animan los personajes a la hora de comer, además de la recreación de las cocinas de diferentes películas), sin embargo recomiendo la visita al museo, ya que alberga los diseños originales, bocetos e imágenes de todas las películas del estudio.

400

También recomiendo pasaros por la tienda de regalos, en la que los precios están bastante por debajo de lo que os podéis encontrar en las tiendas de Akihabara.

Una vez acabada la visita al museo, nos ponemos en marcha hacia el barrio de Hikarigaoka.

  • Hikarigaoka:

Hikarigaoka es un barrio obrero de Tokio, tal vez no sea uno de los destinos más visitados de la ciudad, sin embargo, para la generación de los 90, es un lugar destacado, pues aquí se desarrollan muchos de los acontecimientos de la serie animada Digimon.

Para llegar a Hikarigaoka cogemos la línea Oedo hasta la parada con su mismo nombre, una vez ahí damos una vuelta por el barrio (dividido en 7 zonas). En una de ellas podemos encontrar los edificios en los que ocurre la primera escena de Digimon, no sabría indicar cual es, ni si dimos con la correcta, aunque sin duda se le parece mucho.

413

No es un lugar muy común para las visitas, de hecho la gente del barrio nos miraba raro, como si nos hubiéramos perdido y hubiéramos acabado ahí por accidente.

Después de pasear por las calles volvemos al metro y nos acercamos de nuevo hasta la estación de Shinjuku, donde visitamos la zona Este:

  • Shinjuku Este:

Para visitar la zona este de este emblemático barrio, hay que tomar la salida de «Skyscraper district» (Distrito de los rascacielos) desde la estación de JR. Una vez ahí entramos de lleno en la ciudad. La planta de cuadrícula que tiene hace que sea sencillo orientarse usando los mapas offline.

Aparte de callejear por la zona, nuestro objetivo es el edificio del gobierno metropolitano de Tokio, donde, en su último piso, hay un mirador en el que se pueden observar las vistas del mar de hormigón y cristal que es Tokio (y con suerte el monte Fuji). Lamentablemente el tiempo no estaba de nuestro lado pues los últimos 3 días había llovido con fuerza y el cielo no estaba despejado, pero subimos de todas formas.

418

La entrada al mirador está a la derecha del edificio, fácilmente distinguible por la señalización, es gratuita y suben ascensores con frecuencia guiados por el personal del edificio y previo control de seguridad. Una vez arriba, desde las cristaleras se puede ver la ciudad. Os recomiendo ir de día, ya que la iluminación de la sala apenas deja ver nada por la noche (el cristal no es el adecuado ni para mirar ni para sacar fotografías con el foco que tienen detrás).

445

El resto de la visita la ocupamos viendo los rascacielos, las calles y plazas de la zona, la arquitectura del distrito no tiene desperdicio, ni tampoco la enorme plaza sobre la que se asienta el edificio del gobierno.

Tal vez el edificio que más me gustó fue el de la Cocoon Tower, a poco tiempo andando de la zona que visitamos.

441448

Y hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya gustado.

Hasta el próximo post!

LEAVE A COMMENT

RELATED POSTS