Noruega: fiordos de luz y niebla – Parte 2 – Andalsnes y Olden

· Visitando Andalsnes y Olden ·

?>

Visitamos las ciudades de Andalsnes, y Olden, recorriendo lo que los puertos nos pueden ofrecer. Hacemos senderismo por los alrededores y visitamos el glaciar de Briksdal.

A las buenas tardes!

Continuamos con nuestra travesía por los fiordos noruegos, retomandolo donde lo dejamos en el post anterior. Tras el puerto de Hellesylt, la siguiente parada era el puerto de Andalsnes, situado en la región de More og Romsdal.

  • Andalsnes: Subida al Rampenstreken

570

Este pequeño municipio Noruego de 3000 habitantes es la puerta de entrada al valle del Romsdal (Romsdalfjord) y al Trollstigen (la carretera de los Trolls), una espectacular travesía por los valles cercanos no apta para los que se marean en el coche.

Por nuestra parte decidimos hacer algo más alternativo (ya que no llegamos a tiempo para conseguir billetes de tren hacia Romsdal o bus al Trollstigen) y optamos por tomar una ruta cercana hacia el mirador de Rampenstreken. Esta ruta de unas 3-4 horas te permite ver las mejores vistas del fiordo, el pueblo de Andalsnes y el valle del río Rauma. El desnivel de la subida es bastante pronunciado y es aconsejable llevar unas buenas botas (ya que el suelo resbala), pero las vistas desde arriba merecen mucho la pena.

593604

Tras la bajada del mirador que cuesta tanto (o más que la subida) aprovechamos para dar una vuelta por el pequeño pueblo. Tal vez la parte más bonita sean los barrios en la otra orilla del río, que os recomiendo visitar. La travesía entre las casas, la escuela y los barrios típicos son agradables también. Tras la visita de nuevo al barco y a navegar hasta el siguiente puerto. Como siempre muy recomendable ver la salida del barco desde cubierta para contemplar el fiordo en todo su esplendor.

  • Olden y Briksdalsbreen:

El pequeño pueblo de Olden, situado en el extremo este del Nordfjord (gran fiordo) es nuestro próximo puerto. Se trata de un lugar bastante pequeño que no tiene mucho que ofrecer por sí mismo salvo las preciosas vistas que hay del fiordo en el que se ubica. Sin embargo es un enclave estratégico para visitar uno de los glaciares que forman parte del Parque Natural de Jostedalbreen, el glaciar de Briksdalsbreen.

El glaciar fue nuestro destino en esta excursión, ya que el resto de pueblos (Stryn y Loen) los visitamos en la excursión desde Geiranger. Así pues, tras madrugar para ser de los primeros en bajar del barco y no pelearnos por los billetes de autobús (45€ por persona, trayecto de ida y vuelta, para que veáis los precios de Noruega), nos dirigimos hacia el glaciar.

Tengo que decir que cualquiera que tenga la oportunidad de hacer este trayecto por su cuenta en coche o auto caravana que lo haga, ya que va a tener la oportunidad de sacar las mejores fotografías del inicio del glaciar. Hay multitud de parkings de caravanas donde detenerse y pasar ahí el tiempo entre montañas y cascadas, una oportunidad única de la que espero disfrutar algún día.

Pues bien, la excursión hasta la lengua del glaciar (5 km de camino desde la parada de autobús) es apta para todos los públicos, una travesía agradable y pasada por agua, ya que los senderos discurren muy próximos a los saltos de agua del río que procede del deshielo del glaciar. A lo largo del sendero podemos ver los hitos que marcan la ubicación de esta lengua a lo largo de los años, reflejo del efecto que ha tenido el cambio climático sobre el mismo.

Sin duda lo más espectacular de la zona es el «lago» situado bajo la lengua del glaciar, del que, si os veis con ganas, salen excursiones en barca inflable río abajo.

Tras realizar el trayecto de bajada, volvimos de nuevo hacia Olden. Si tenéis tiempo y no habéis podido visitar el pueblo de Stryn, es un buen momento para hacerlo. Parten autobuses con frecuencia desde en frente del embarcadero de Olden.

Por último, como en todas las paradas del crucero, recomendable 100% ver la partida del barco atravesando el fiordo. No tiene nada que ver con Geiranger, pero el Nordfjord también tiene su magia y te permite ver todos los pueblos de la costa.

Y hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado, y si tenéis alguna duda no tenéis más que escribir en los comentarios.

En la próxima entrada pondré fin al crucero explicando la ruta que hicimos entre Bergen y Bremerhaven.

Saludetes!

LEAVE A COMMENT

RELATED POSTS